lunes, 23 de abril de 2018

UN CAUDILLO DE NOTA (Crónica 22 de abril de 2018 - Madrid)




Foto: www.las-ventas.com



Miguel Ángel Pacheco realiza lo más destacado de la tarde y pierde una oreja de ley por la espada. Muy bien presentada la novillada de Julio García.


Madrid. Plaza de toros de Las Ventas.
22 de abril de 2018.
Novillos de Julio García para:
-       Adrian Henche: silencio y silencio.
-       Miguel Ángel Pacheco: saludos tras aviso y saludos con protestas.
-       El Adoureño: silencio tras aviso en ambos.
Entrada: 6.676 espectadores (más de un cuarto de plaza)
Nota: Se desmonteran Corruco de Algeciras y Ángel Luis Mayoral por sus pares al segundo de la tarde.


Julio García hacía su debut en Las Ventas presentando una extraordinaria novillada. Cuajada, colocada de cara, muy rematada y pareja, algo que es de agradecer. En juego destacó el segundo de la tarde, un animal bravo y encastado, que captó la atención de los más de seis mil espectadores que presenciaban la tarde de ayer. Al conjunto le faltó casta y fuerza, componentes básicos del toro bravo.

Caudillo II, un animal bajo, guapo y ofensivo por delante, se adueñó del coso venteño nada más aparecer por chiqueros. Las continuas coladas y el nerviosismo causado centraban las miradas de los más curiosos. Daniel Sánchez debe aún estar soñando con el bueno de Caudillo, tras librarse de milagro de una cogida de lleno, cuando el penco salía por la Puerta de Madrid. Peleó con poder el utrero bajo el peto, y recibió un duro castigo sin apenas inmutarse, con nota en el segundo encuentro. Los garapullos llevaron la emoción consigo en dos arriesgados pares protagonizados por Corruco de Algeciras, otro muy torero de Mayoral. Se asentó entonces Pacheco, el joven gaditano, para regalarnos una vibrante faena de poder y mando. Primero por derechazos, tirando estupendamente del bravo animal, ligando y muy en el sitio. Algo más por fuera citó al natural, de nuevo embraguetado y dominando las fuertes embestidas del cornúpeta. La espada privó de una más que merecida oreja.
El quinto se llevó la ovación nada más aparecer al ruedo. Un pedazo de toro. Toda su apariencia se vino a nada tras flojear en los primeros tercios. Pacheco apenas pudo estar correcto con él. Los pitos en su saludo fueron totalmente injustificados. Muy buenas sensaciones.

Adrian Henche no tuvo opción alguna. Regresaba tras su fortísima cogida en la pasada temporada a la capital. Sus dos novillos carecieron de fuerza y casta. Muy similares. En ambos trasteos fue increpado por alargar en demasía una labor imposible. Un soberbio estoconazo tapo bocas en su primero.

El Adoureño se presentaba en Madrid con el Zapato de Oro 2017 en sus manos. Sorteó el lote más claro del encierro y la indiferencia fue clarividente. Su primer novillo, un precioso castaño, acometió con franqueza y buen ritmo a la muleta del francés, constantemente al hilo y con falta de ajuste. Dijo poco a los tendidos, y a pesar del buen manejo de la espada, el balance fue de silencio.
El sexto fue castigado con saña en manos de Del Bosque, recibiendo según comentan la receta policial al finalizar el festejo. Una criminal primera vara, con hasta tres orificios en plena paletilla, que causaron la ira de los tendidos de sol. La casta del animal se sobrepuso a tal castigo, acometiendo con fuerza en dos primeras tandas de naturales algo descompuestas. Un milagro dirán algunos. El Adoureño muleteó entonces al animal, vacío, sin alma, atascándose con los aceros. Y todo esto a unos meses de una acelerada alternativa.

Me encuentro en el deber de resaltar la falta de respeto que últimamente abunda en los tendidos de Madrid. La seriedad de una plaza que poco a poco degenera en un encuentro de imbéciles dispuestos a joder una tarde. Hasta pude presenciar como un aficionado, chaqueta en mano, tomaba la puerta de salida tras un “Viva el chuletón”, contestado entre risas. Claro, que parece hasta normal viendo el panorama de chinos, turistas y colegas que acuden a la plaza en estos días. No convirtamos este coso en una plaza de carros. De verdad os lo digo.

Un saludo
Borja González

Novillos lidiados en el debut del hierro:


·         Primero. “Lanudo” nº 14, negro bragado meano de 463 kg (Pitos)
Bien presentado, manso en varas y con muy poca fuerza. Apenas se mueve en la muleta. Debió ser devuelto por el presidente.
·         Segundo. “Caudillo II”, nº 23, castaño claro listón, de 473 kg (Ovación)
Gran novillo. Muy completo. Buena presencia. Empuja en dos largas varas y llega con casta y transmisión al último tercio. Largo y profundo por ambos pitones.
·         Tercero. “Caudillo I”, nº 27, castaño claro bragado, de 464 kg (Palmas)
Muy bien hecho. Se duele en varas y llega con profundidad y nobleza a la muleta. Animal con muchas posibilidades de triunfo.
·         Cuarto. “Tasador” nº 22, negro de 515 kg (Silencio)
Ovacionado de salida. Apretado, musculado y con mucha presencia. Desfondado en la muleta y falto de fuerzas. Debió ser devuelto.
·         Quinto. “Iluminado II” nº 26, negro listón de 491 kg (Silencio)
Muy rematado y más cómodo de cara. Muestra clase pero falta de fuerzas. Se apaga muy pronto en la muleta, perdiendo excesivamente las manos.
·         Sexto. “Infundio” nº 25, castaño chorreado en verdugo, de 451 kg (Palmas)
Muy bien presentado. Acribillado en una terrorífica primera vara. Llega con transmisión a la muleta, destacando un buen pitón izquierdo.

lunes, 16 de abril de 2018

A UN PASO DEL ABISMO (Crónica 15 de abril 2018 Las Ventas)






Foto: www.las-ventas.com
f
Rafael González corta una oreja y a punto está de salir por la Puerta Grande ante una interesante y mansa novillada de Pereda. Trinidad puso orden en el palco.


Madrid. Plaza de toros de Las Ventas.
16 de abril de 2018
Novillos de José Luis Pereda y La Dehesilla (3º y 4º) para los diestros:
-      Ángel Jiménez: silencio y silencio tras aviso.
-      Pablo Atienza: silencio y silencio tras aviso.
-      Rafael González: oreja con protestas y vuelta al ruedo tras petición.
Entrada: 7.614 espectadores (casi un tercio de entrada)

Nota: Destaca Héctor Vicente en el tercio de varas del sexto de la tarde.

Novillos lidiados de Pereda y La Dehesilla (3º y 4º):
·         Primero. “Tramposo” nº 62, negro mulato listón de 510 kg. (Silencio)
Alto de cruz, manso y sin entrega. Descompuesto en sus embestidas.
·         Segundo. “ Esmeraldo” nº 68, negro chorreado verdugo de 536 kg (Palmas)
Apretado de carnes y cómodo de cara. Manso y encastado de principio a fin. Interesante desarrollo de su lidia. Llega codicioso a la muleta de Atienza.
·         Tercero. “Carpintero” nº 158, negro chorreado axiblando de 530 kg (Palmas)
Barrigón y descompensado. Se deja en varas y llega con ritmo y hondura a la muleta, por ambos pitones.
·         Cuarto. “Ambicioso” nº 148, castaño girón axiblanco de 480 kg (Silencio)
Ofensivo de cara y bien presentado. Mansea en el tercio de varas y muestra casta e interés en la muleta. Mucho que hacer.
·         Quinto. “Muletero” nº 81, negro de 495 kg (Silencio)
Otro animal muy bien presentado. Enclasado y noble. Desfondado y a menos en la muleta tras posible lesión tras voltereta.
·         Sexto. “Unjaleo” nº 39, castaño ojinegro de 530 kg (Silencio)
Muy cuajado y de buenas hechuras. Cumpliendo los cuatro años este mes. Manso en varas y noble en sus embestidas, saliendo a media altura.


Al borde del abismo. La plaza de Las Ventas sigue naufragando hacia mares muy turbios. La gran entrada de tarde invernal, no difumina la nula presencia de afición que vive en estos tiempos el templo del toreo. Una bandada de despropósitos que no hace más que justificar el continuo batacazo que la afición venteña viene dando desde años atrás. Y es que a punto estuvo de suceder un nuevo atropello, de no ser por el poco rigor que aún sigue teniendo el señor Trini, que aguantó como un jabato las peticiones autobuseras y cariñosas de un público triunfalista. Se vuelve a poner así en órbita el debate de las Puertas Grandes en Madrid, al no ser necesario el doble apéndice de un mismo animal.

Punto y aparte merecen los ya famosos y tiranos mulilleros, con sobresueldo extra, conocido por todos. Lamentable que en la primera plaza del mundo veamos mendigar a meros trabajadores con la consiguiente respuesta de un presidente a medio hacer.

Y satisfecho en parte podemos irnos tras las nulas esperanzas con las que acudíamos a la plaza de Alcalá tras el anuncio de los flojos “peredas”, ganadería que ha tenido más oportunidades que el Capea. Estupendamente presentada, con cuajo y edad, para bien de pocos y mal de muchos, mostrando el punto manso tan característico en Núñez, y con casta puntual en la muleta, poniendo en apuros a los jóvenes actuantes, que parecieron estar por debajo del encierro.  

Rafael González rozó la Puerta de Madrid, y de no ser por su pinchazo al sexto, quien sabe si estaríamos hablando de un triunfo totalmente ilusorio. El volapié posterior, perfectamente ejecutado, levantó de nuevo la petición de oreja tras una faena discreta y llena de altibajos, finalizada por luquecinas, en la que prevaleció el toreo asentado y de corto trazo.
Más fuerza tuvo su faena al tercero, el de más fondo de la novillada de Pereda. Carpintero (animal atacado y barrigón) mostró las mejores cualidades de su casa, con acometividad y humillación entregada. El madrileño ligó en planta atalonada, con buen concepto, las series en los medios, arrollando al viento y la razón, sin la limpieza requerida, pero con sitio y ganas, muchas ganas. Las manoletinas finales y la estocada algo desprendida, levantó una sorpresiva petición de oreja, concedida según reglamento por el señor Trini.

Ángel Jiménez abrió plaza con un novillo alto de agujas y que soltó mucho la cara tras una lidia descuidada. El manso de Pereda dificultó la labor del sevillano, que no tuvo su mejor tarde en la capital. Apenas degustamos un empiece muy torero al encastado cuarto, en una faena carente de dominio y estructura. Destacaron dos personales derechazos, algo arrebatados y desesperados, y otros tres naturales muy encajados. Flojo balance para un novillero prometedor y con distinción.

El segoviano Pablo Atienza comparecía tras sus buenas sensaciones en el verano de la pasada campaña. Sorteó un lote de muchísimas posibilidades. Su primero, encastado y con fondo, se deslizó por ambos pitones con profundidad y entrega. No supo finalizar el embroque Pablo, que constantemente vio enganchados sus muletazos. Dos naturales muy bien llevados a final de faena aseguraban las buenas condiciones del animal, ovacionado al arrastre.
El quinto mostró una calidad suprema en el recibo capotero, de bajo nivel en la tarde de hoy. Sin castigo en varas, y con una terrible voltereta, llegó a la muleta justo de fuerzas y dañado de los cuartos traseros, desfondándose a las primeras de cambio. Un terrible bajonazo envainado tras dos pinchazos confirmaba el terrible uso con la espada de Atienza.

Preocupa el rumbo de Madrid, con la única solución de un palco riguroso y capaz de mantener el prestigio de la plaza más importante del mundo. Que nadie lo olvide. Las palmas del reducto de afición que aún permanece en la descuidada plaza debió resonar ante tal jodida decisión. No fue asi.

Un saludo
Borja González

lunes, 9 de abril de 2018

LA CONCEPCIÓN DEL TOREO (Crónica 8 de abril 2018 Las Ventas)



Foto: www.las-ventas.com



Ángel Téllez realiza los mejores pasajes de una noble y sosa novillada de Fuente Ymbro. Ochoa, vuelta al ruedo tras división en los tendidos.



Madrid. Plaza de toros de Las Ventas.
8 de abril de 2018.
Novillos de Fuente Ymbro para:
-       Jorge Isiegas: silencio tras aviso y silencio.
-       Carlos Ochoa: vuelta al ruedo con protestas tras petición y silencio tras aviso.
-       Ángel Téllez: saludos y saludos tras dos avisos.
Entrada: 6.577 espectadores
Se guardó un minuto de silencio en memoria de Ángel Peralta.

Parte médico de Jesús Montes.

"Herida por asta de toro en tercio inferior cara externa muslo izquierdo, con dos trayectorias: una hacia atrás de 15 cms. que alcanza cara posterior fémur y contunde nervio ciático y arteria poplítea y otra herida hacia arriba de 15 cms. que produce destrozos en la fascia lata, vasto interno y músculos isquiotibiales. Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros.
Se traslada al Hospital San Francisco de Asis. Pronóstico menos grave que impide continuar la lidia"
.

Firmado: Dr. García Leirado.


Novillos lidiados de Fuente Ymbro:
·         Primero. “Rebueno” nº 123, negro listón de 515 kg (Silencio)
Bien presentado, manso y muy rajado. Derriba por los pechos en una primera vara y persigue hasta el final en barandillas debido a su querencia.
·         Segundo. “Retama” nº 133, negro de 523 kg (Palmas)
Noble y boyante por ambos pitones, de mejor pitón izquierdo. Protesta en varas.
·         Tercero. “Heráldico” nº 101, negro listón de 520 kg (Silencio)
Parado y descastado. Poco fondo en el último tercio. No cumple en varas.
·         Cuarto. “Historiador” nº 90, negro de 534 kg (Silencio)
Estupendamente presentado. Mansea en los primeros tercios y protesta en la muleta, con irregular y vibrante embestida.
·         Quinto. “ Flamante” nº 143, negro mulato de 480 kg (Palmas)
Animal más terciado y con prontitud en los primeros tercios. Se viene abajo tras dos tandas de mano baja. Recorrido y humillación.
·         Sexto. “Vivero” nº 158, negro de 538 kg (Palmas)
Pronto, alegre y con un buen pitón izquierdo. Pelea sobre un pitón en el peto. Se viene abajo al acortarle el terreno.


Las novilladas de Madrid son el gran escaparate para el futuro de la fiesta de los toros. El variopinto catálogo de jóvenes toreros que acude a la capital en busca de su sueño, abre (o debiera hacerlo) el abanico de distinción y formas que en unos años abarcará el pódium de las grandes ferias. Un catálogo en marco inmejorable, capaz de lanzar a lo más alto, pero con mando para frenar en seco el despegue.
Y es que en Madrid hemos podido ver tres conceptos claramente diferenciados en la tarde de ayer. Tres maneras de afrontar el toreo, todas ellas lícitas, pero que Madrid supo ver y calificar.

Para ello se lidió una novillada de Fuente Ymbro, estupendamente presentada y muy por debajo de la extraordinaria lidiada apenas un año atrás. Cuajada, colocada de cara, rematada y con muchísima homogeneidad. La enhorabuena vaya por delante. Un encierro que dejó mostrar el repertorio de los actuantes. Justa de casta en líneas generales, monótona y aquerenciada en su casi totalidad, destacando por su duración y juego en la muleta los corridos en segundo, quinto y sexto lugar.

El concepto guerrillero y atrevido lo abanderó el joven Jorge Isiegas, que realizó la primera de sus dos comparecencias en la capital, tras haber quedado injustamente fuera del ciclo isidril. Sorteó el lote más rajado y de menos opciones del encierro, y salvo espada, poco hay que reprocharle.
Su primero manseó desde que sintió la puya de Francisco Javier, derribado tras ser embestido por los pechos. Llegó el nerviosismo con los garapullos, tras cogida de Montes al intentar cerrar el animal en el burladero, y tras ello una pelea por intentar meter al novillo en el canasto. Continuas carreras del aragonés detrás del cornúpeta, que apenas pudo ligar dos muletazos en terrenos del siete. La espada cayó en el costillar emborronando su acto.

El cuarto fue un señor toro. De muchas plazas. Partió la vara en dos y arreó en manso con cierta guasa. Isiegas sacó su garra y plantó cara al animal, cerrado en tablas del ocho, para tragar miradas y acometidas ofensivas del fuenteymbro. Digna actuación y saludos desde el tercio.

Carlos Ochoa creó la división con un concepto más forzado y lineal, y es que Madrid sigue sin entrar (por suerte) en ese nuevo concepto de toreo, triunfal en tantísimas otras plazas. El recuerdo de Julián López “El Juli” sobrevoló la tarde cuando Ochoa citó por derechazos al noble y repetidor segundo. Llevados los empieces, con el oficio de un matador de toros, y buscando en todo momento la largura del muletazo, siempre muy por bajo. Perdió entonces la verticalidad el madrileño, para mandar por fuera las embestidas de “Retama”, que llegó allá donde fue pedido. Despatarrado y totalmente arqueado, para sorprendentemente pegar dos muy buenos con figura erguida, ahora si enroscados y llevados detrás de la cintura. Cuestión de posturas. Estocada hasta la bola tras pinchazo y petición de oreja. La vuelta fue muy protestada.

El quinto fue el más terciado del encierro, y con él volvieron las discrepancias desde ciertas zonas de la plaza. De nuevo toreo ligado, largo y forzado, con el que estoy convencido que triunfará en muchas otras plazas. Pero Madrid demanda otras cosas, que hoy por hoy, no ha podido ofrecer Ochoa. Se atascó con los aceros y vio silenciada su labor.

El concepto clásico lo pudimos ver en Ángel Téllez, al menos por momentos. Buena colocación, punteras mirando siempre al frente, encajado y sin el menor gesto forzado. La nota negativa, la forma de coger el estaquillador al natural, excesivamente al extremo.
Sin opciones con el parado tercero, del que apenas podemos destacar nada, y por momentos con el buen sexto, al que quiso dar distancias en los prolegómenos del trasteo. No llegaron a quedar limpios los naturales, en parte por la posición de la muleta en el momento del embroque, perpendicular a la testuz del animal, algo corregible y muy mejorable ya que no acaba de volarle bien la muleta. Mejores los derechazos, logrando la mejor serie de la tarde, abrochada con un estupendo pase de pecho previa rectificación en la colocación. Los naturales perfileros, muy tomasistas, dejaron buen sabor de boca. La espada falló y los saludos fueron más que merecidos.

Finalizaba así la primera novillada de la temporada, con más de un cuarto de plaza.
La semana que viene, y hablando de conceptos, veremos el regreso de Ángel Jiménez, personalidad asegurada.  Completarán el cartel Pablo Atienza y Rafael Gonzalez, para lidiar una novillada de José Luis Pereda.

Un saludo
Borja González




lunes, 2 de abril de 2018

ÁLVARO LORENZO LLAMA A LA PUERTA (Crónica Domingo de Resurrección 2018 Madrid)



Tres orejas para Álvaro Lorenzo que abre la Puerta Grande de Madrid el día de Resurrección. 


Madrid. Plaza de toros de Las Ventas.

Domingo de Resurrección. 1 de abril de 2018.
Toros de El Torero para:
-       David Mora: palmas tras aviso y vuelta al ruedo tras petición y aviso.
-       Daniel Luque: silencio y silencio.
-       Álvaro Lorenzo: oreja y dos orejas.
Entrada: 9.919 espectadores.

Nota: Grandes actuaciones de Carretero y Sergio Aguilar en la brega. Se desmontera Ángel Otero tras parear al primero de la tarde.



“Pan y Toros” abría la tarde madrileña de Resurrección, en sustitución de la ya tradicional “España Cañi”, para sorpresa de unos pocos. Mora, Luque y Lorenzo encaminaban así su tarde más importante de inicio de campaña. Un tercio de aforo, aglutinado en su mayoría en los tendidos de sol, esperaba con ansia el devenir de una gran corrida de toros.

Álvaro Lorenzo, el joven espada toledano, azotaba el templo cada vez menos estricto de Las Ventas, cortando tres orejas a un buen lote de doña Lola Domecq Sainz de Rozas, que tuvo la satisfacción de ver como uno de sus pupilos era arrastrado entre pitos y palmas por el perímetro circular del coso venteño como premio a su juego. “Viscoso” llevó por nombre. Un toro cornidelantero, muy astifino y de buen juego, muy lejos del nivel necesario para tal prestigio.

Mucho tuvo que ver el trato del toledano, y no menos del encargado de su brega, Sergio Aguilar, que se llevó la ovación cerrada de su querida Madrid. Los estatuarios y el desdén final auguraban faena grande. Lineales los primeros derechazos, sin acabar de obligar al bueno de la Lola, encajados y mucho más profundos los naturales, enganchados siempre con los de pecho, de pitón a rabo. Subió la faena con el cambio de mano, rugió con la trinchera, cadenciosa y muy bien llevada, y explosionó en un final de faena grande. Serie de naturales, tirados detrás de la cadera, ahora sí mandones y exigentes. Genuflexos los últimos muletazos, sin ayuda y en redondo, toreados, con gusto y personalidad. Estocada arriba y petición de dos orejas. Quizá excesivas, pero una se antojaba corta.

Otra se llevó en el tercero, quizá ganada con el último arreón por bernadinas, muy de Nemesio, tras una faena de altibajos. Muy torero el principio, pudiendo por bajo al cornúpeta, sabiendo lo que quiere y pide Madrid. No dudó en dar distancia y torear en redondo. Protestada por momentos la colocación, asentado de planta, templando estupendamente las acometidas de Miliciano, que no acabó de romper por el derecho. Fue mucho más largo por el izquierdo, y fue ahí donde llegaron a entenderse por momentos. Como digo, las ceñidísimas bernadinas calentaron la plaza. Estocada desprendida y oreja con alguna protesta.

Otro lote de posibilidades tuvo David Mora. Su primero, “Volován” de nombre, fue protestado en los primeros tercios por su falta de fuerzas. El fondo y buen trato durante su lidia ayudaron a que el toro fuera a más en todo momento. Prontitud, fijeza y recorrido como virtudes, aspectos que no supo aprovechar  David, sin acabar de coger el sitio que pidió el animal. La estocada fue todo un tapabocas.

Como cuarto de la tarde salió un ofensivo colorado de bastas hechuras. Rajado desde el momento que sintió la puya, buscó en todo momento su huida, aspecto que por momentos supo corregir Mora, en tablas del seis. Desmayada la figura, consiguió enlazar varios muletazos ligados que causaron el furor de un público entregado, al que no le importó el nulo ajuste de la obra. La estocada al encuentro avivó la petición de oreja, inexplicable hace unos años. Vuelta al ruedo como recompensa fallida.

Daniel Luque sorteó el lote más complejo de la tarde. Su primero no acabó de transmitir al tendido, con brusquedad en sus finales y de corto recorrido. Quiso buscar la colocación el sevillano, que se dejó enganchar en exceso los trastos. La espada fue toda una quimera.
Con el quinto no se encontró a gusto. Fueron constantes las veces que el toro ganó el terreno en el embroque. Por dentro siempre, sin conseguir corregir el defecto. Faltó mando y tacto. De nuevo falló con la tizona.

Buen empiece de temporada en la capital. Como curiosidad, apuntar que el 17 de junio (domingo siguiente a San Isidro) se verán las caras Fortes y Lorenzo con una corrida de Bohoquez. Apetecible encuentro tras sendas actuaciones.



Toros lidiados de la ganadería El Torero:
·         Primero. “Volován” nº 45, negro listón bragado, 539 kg. (Palmas)
Noble y justo de fuerzas. Llegó con fondo a la muleta. Siempre a más.
·         Segundo. “Goloso” nº 1, negro de 546 kg (Silencio)
Bien presentado. Desfondado en los primeros tercios. Corto recorrido y soltando en exceso la cara. No llegó a romper.
·         Tercero. “Miliciano” nº 55, negro listón de 546 kg (Palmas)
Pronto y muy noble. Buen pitón izquierdo, más corto por el derecho. Cumplió en varas.
·         Cuarto. “Vigio” nº 9, colorado ojo de perdiz de 520 kg (Silencio)
Terriblemente manso. Rajado desde el primer tercio. Acabó repitiendo y humillando en tablas.
·         Quinto. “Legionario” nº 54, negro listón de 582 kg (Silencio)
Cumple en varas y pone en dificultades a Luque en la lidia. Embestidas por dentro y con mucho que hacer.
·         Sexto. “Viscoso” nº 65, negro listón bragado meano de 579 kg (Vuelta protestada)
El mejor toro de la tarde. Cumple en sus dos entradas y llega con fondo y clase al último tercio. Estupendo pitón izquierdo. Vuelta excesiva.


Un saludo
Borja González

lunes, 26 de marzo de 2018

LOS TRES NATURALES DE FORTES (Crónica Domingo de Ramos 2018 en Madrid)





OREJA PARA FORTES ANTE UN BUEN LOTE DE VICTORINO. EL VIENTO DIFICULTÓ LA TARDE. 


Con divisa negra, en señal de luto, abría temporada Victorino en su plaza de Las Ventas. Un año más el atractivo del domingo de Ramos venía de la mano de los grises, esta vez sin su abanderado. Y con ello una entrada más que decente, siempre pendiente del frio y viento que azotó en nombramiento de Eolo por la capital.

Una corrida dispar de hechuras, muy ofensiva y astifina de cara, floja y algo apagada, sin el nervio que tanta historia ha dado a esta ganadería. Un lote de categoría, para bordar el toreo, sin impedimentos de vendavales. Otro de inválidos, el sorteado por el de Salteras. Y un último jodido de verdad, por las complicaciones de ambos astados, potenciado por la nula defensa del hombre y descontrolado trapo.

Fortes dejó las sensaciones de un torero aún por ver. Madrid descubrió por fin a ese pequeño proyecto de torero grande. No solo templó las pastueñas embestidas de Mucamo, sino que por momentos supo sobreponerse al azote de Eolo. Cuando ambas cosas conjugaron rugió Madrid, para dar la bienvenida a este 2018. Tres rugidos valieron para contentar al frio público madrileño, que pidió con mayoría una oreja en la que primó el encaje y destellos más que la rotundidad de una faena con proyección.

El sexto fue el mejor toro de la tarde, "Galapagueño" Fijo y por derecho acudió al peto, con derribo ayudado por los pechos, y con verdad al segundo encuentro. Así fue su embestida, humillada y de recorrido por ambos pitones. Fortes cogió pronto el tempo del animal, sin lograr la compactación que pedía Madrid. La Puerta Grande se esfumaba tras el fallo con los aceros. Una puerta que nos hubiera dejado a medias. Como digo, faltó rotundidad.

Cid afrontaba su mayor compromiso en Madrid en los últimos años. Tres tardes de apuesta con cárdenos en 2018. Casi nada. Sorteó un lote impropio para el triunfo por su falta de fuerzas. Con el primero todo se puso a la contra. La cornada, vista desde más allá de la andanada, causó el enfado del sector más integrista de la capital,  sorprendido con tal hecho. Eso si, ahí quedó el espadazo del sevillano.
El cuarto fue por hechuras el mejor presentado de la tarde. Largo como un tren, con un estupendo cuello y tocado arriba de pitones. Una pintura. La entrega en los primeros tercios le hizo perder toda su poca fuerza en apenas tres minutos. Deambuló tras los garapullos y obedeció sin importancia a la muleta de Manuel Jesús, que se empeñó en citar en la pala en busca de ligazón.

“Paquetillo” causó pavor nada más aparecer por chiqueros. Quinto lugar. Ligero de carnes y con una estupenda cabeza para enmarcar. Discreto y protestón en varas, como casi todos sus hermanos, y con nervio en sus arrancadas, más claro por el izquierdo si me apuran. Moral pasó mal trago toda la tarde. Incomodado por el viento, buscando ese inexistente sitio en el que no pudiera llegar Eolo, tragando una y otra vez las potentes arrancadas del Victorino, que no puso las cosas fáciles.
Con su primero tampoco estuvo cómodo. Buscó tablas del seis para muletear al cornúpeta, que buscó los muslos del sevillano, sin llegar a humillar nunca. Famosos son los victorinos tobilleros, pero que poco se pareció este a aquellos. Nos faltó una brega más poderosa, más por bajo, de castigo y mando. Pero sabemos de las dificultades de ver este tipo de tauromaquias en pleno siglo XXI.

Victorino cerraba así su tercera tarde tras Vistalegre y Castellón, con un preocupante empiece de temporada. El listón marcado es alto, pero estamos convencidos de que vendrán tiempos mejores en la ganadería. Suerte.

Un saludo
Borja González



Madrid. Plaza de toros de Las Ventas.
Domingo de Ramos. 25 de marzo de 2018.
Toros de Victorino Martín para los diestros:
-       Manuel Jesús “El Cid”: silencio y silencio tras aviso.
-       Pepe Moral: silencio y silencio tras aviso.
-       Fortes: oreja y palmas tras aviso.
Entrada: 14.484 espectadores


Toros lidiados de la ganadería de Victorino:
·         Primero. “Moñudito” nº61, cárdeno de 528 kg (Pitos)
Ovacionado de salida. Protestado después por falta de fuerzas y una cornada en el cuarto trasero. Se aflige y para al inicio de la muleta.

·         Segundo. “Palmireño” nº9, cárdeno de 524 kg (Leves pitos)
Animal de menos presencia. Mala pelea en varas y nula humillación durante su lidia. Corto de recorrido y sin pasar nunca en la muleta de Moral. Siempre a media altura.

·         Tercero. “Mucamo” nº 84, cárdeno claro de 528 kg (Ovación)
Ovacionado de salida. Humillador y templado ya de capote. Acude tres veces al caballo, pronto y alegre, sin empujar en el peto, protestando en exceso en la primera y última vara. Toro con fondo y mucha clase. Justo de fuerzas.

·         Cuarto. “Escarlata” nº 130, cárdeno de 544 kg (Silencio)
Toro con muy buenas hechuras. Humilla en sus inicios pero se viene abajo tras el tercio de varas. Debió ser devuelto por su falta de fuerzas.

·         Quinto “Paquetillo” nº 103, cárdeno oscuro de 529 kg (Silencio)
Muy ofensivo por delante. Quizá el toro más encastado y dificultoso de la corrida. No se dejó ganar terreno y acabó ganando la partida. Discreta pelea en varas.

·         Sexto. “Galapagueño” nº 20, cárdeno oscuro de 534 kg (Palmas)
A mi juicio el más completo de la corrida. Incomprensibles las leves protestas a su salida. Peleó fijo en sus dos entradas al caballo (derribo incluido) y acometió con clase y humillación por ambos pitones en la muleta. Toro de triunfo.


jueves, 8 de marzo de 2018

ANÁLISIS CARTELES SAN ISIDRO 2018






La presencia de S. M el rey Juan Carlos inauguró la segunda gala de presentación de carteles del próximo San Isidro. Un escenario imponente y de categoría que puso en alza la máxima potencia de la tauromaquia. La plaza de toros de Las Ventas se posiciona una vez más como el epicentro del toreo, y por ello hay que dar la enhorabuena ante el cuidado y esmero con el que se preparó una ceremonia de altura.

La entrega de premios no dejó a nadie indiferente. Un arrollador y valiente Gonzalo Caballero puso el toque reivindicativo tras el injusto trato que recibió por parte del productor Simón Casas, al no ofrecer lo demandado. Y es que cojones le sobran al madrileño. Premios también para Ponce, Vicens, Juli o Victorino Martín, destacando el entregado a su majestad Juan Carlos como “Embajador Universal de la Tauromaquia”

Se presentaba una feria de 34 festejos compuesta de tres novilladas picadas, cuatro corridas de rejones y veintisiete corridas de toros, dos de ellas fuera de abono (Beneficencia y Prensa). Como novedad e innovación, Simón anunció una corrida internacional, llamada “De las Naciones”, en las que actuarán seis toreros de diferentes países, en un destacado mensaje para la universalidad del toreo.

Un San Isidro eterno que vuelve a poner de manifiesto la nula competencia y poco compromiso de las mal llamadas figuras del toreo actual. De puntillas por una plaza que examina y exige. Ponce y Juli únicamente aparecen una tarde, eligiendo cartel y ganaderías, no vaya a ser que nos salgamos del camino de rosas. Dos para Perera, Talavante o Manzanares, con las mismas condiciones por delante. Por no hablar de las jóvenes promesas Roca Rey y Ginés Marín, subidas al carro de Domecq desde bien chiquititos. Una nula apuesta por la distinción, la que años y años llevamos pidiendo los aficionados.

Otro tema evidente es el llamado “cambio de cromos”. No podría entenderse de otra forma las cuatro tardes de los hermanos Adame, el triplete en temporada de David Mora y Luque o el dúo Ureña/Simón en dos tardes continuadas. Lugares que debieran haber ocupado otro tipo de toreros.

El nivel ganadero de la feria es el punto más destacado de este 2018. Una variedad hasta ahora desconocida, con hierros muy del gusto de Madrid. El punto de crítica debe darse a esos “tripletes” de Victoriano y Alcurrucén, incluso a la repetición de hierros como Ramblas o Juan Pedro.

Pero, un año más, analicemos los carteles detalladamente, con valoración numérica, para más tarde equiparar dicho resultado con el de años anteriores.


MINIFERIA DE LA COMUNIDAD DE MADRID 2018

·         M1 DE MAYO (Lopez Gibaja) Amor Rodriguez, Pablo Mora y Fco de Manuel (6)

Abrimos Mayo con una novillada puramente madrileña. López Gibaja es una ganadería en buen momento y con su punto de casta. Merece venir a Madrid. El cartel destaca por dos novilleros que se presentan en Madrid. Pablo Mora y Fco de Manuel, con grandes actuaciones por la zona en 2017. Ojo a ellos. Amor Rodriguez merece su oportunidad.

·         X2 DE MAYO (El Tajo y La Reina) Iván Vicente, Javier Cortés y Gonzalo Caballero (7)

Uno de los carteles más interesantes de los anunciados. Iván Vicente sigue calando en Madrid. Javier Cortés estoy convencido que va a reventar tarde o temprano la plaza. Su concepto no puede ser más exquisito. Y tras la revolución de Caballero en la gala, es todo un atractivo ir a verle a la plaza. La fecha falla. El 2 de mayo en Madrid debiera tener un cartel mucho más fuerte. La entrada puede ser floja. Interesante la ganadería de Joselito.



FERIA SAN ISIDRO 2018

·         M8 DE MAYO (Guadaira) David Garzón, Carlos Ochoa y Ángel Téllez (5)

Poco se puede decir de las novilladas de la feria. Buena elección con Guadaira.

·         X9 DE MAYO (La Quinta) Juan Bautista, El Cid y Morenito de Aranda (6)

Cartel interesante y del gusto venteño. Tres veteranos que han tenido buenas actuaciones con hierros de este encaste. La Quinta es sin duda una de las ganaderías con mejores resultados en los últimos años.

·         J10 DE MAYO (Fuente Ymbro) Joselito Adame, José Garrido y Román (5)

Cartel flojo y nada rematado el de fuente ymbro. Joselito Adame dobla de forma inmerecida con el único achaque de su internacionalidad mexicana. El apellido cuenta mucho. La rivalidad de Garrido y Román será el punto interesante de este festejo.

·         V11 DE MAYO (Pedraza de Yeltes) Manuel Escribano, Daniel Luque y Fortes (4)

No acaba de convencerme. Me agrada la vuelta de Pedraza de Yeltes en Madrid. Ojalá veamos esas corridas tan imponentes de Dax en la capital. Los espadas, todos ellos con doblete, debieran dejar paso a otros.

·         S12 DE MAYO (Bohorquez) M.Burgos, Rui. F, J.Moura, Leonardo, Telles y Romero (5)

Acertada la elección de seis rejoneadores en una tarde tras la falta de puestos en la feria. Lo de Bohorquez parece dar nulas garantías en los últimos años.

·         D13 DE MAYO (Baltasar Ibán) Alberto Aguilar, Sergio Flores y Espada (3)

Cartel muy flojo para San Isidro. Interesante la vuelta de Ibán a su plaza. También el duelo con Alberto Aguilar, que debió merecer otro trato en su año de despedida. Flores y Espada tendrán que demostrar en el ruedo su puesto.

·         L14 DE MAYO (Las Ramblas) David Mora, Juan del Álamo y José Garrido (3)

Típico cartel de relleno en un serial de más de treinta tardes. Dobletes innecesarios y una ganadería de nulas garantías.
·         M15 DE MAYO (El Puerto) El Fandi, Paco Ureña y López Simón (3)

Cartel extremadamente flojo para el día del Patrón. El subibaja del Puerto es toda una incógnita en Madrid. Paco Ureña no puede ir peor colocado en la feria. Cartel con poco o nada de sentido. No me convence.

·         X16 DE MAYO (Núñez del Cuvillo) Ferrera, JM Manzanares y Talavante (8)

Primer cartel fuerte del abono. Cuvillo lidia su primera corrida con un buen sabor de boca dejado en 2017. Ferrera abre el primer cartel de figuras sin la contraprestación de una corrida “distinta” en el serial. Manzanares sigue sin apostar y Talavante afloja tras su apuesta el año pasado. Comodidad y dejadez por parte de todos.

·         J17 DE MAYO (Juan Pedro Domecq) Finito de Córdoba, Román y Luis David (3)

Infumable. No hay por donde cogerlo. Pedimos carteles distintos, pero con algún por qué. Mezclar a Finito, con Román y el pequeño de los Adame en el día del patrón, solo puede ser criticable. Sumen la racha de Juan Pedro y entenderán nuestro asombro.

·         V18 DE MAYO (Jandilla) Juan José Padilla, Sebastián Castella y Roca Rey (7)

Apetece mucho ver la corrida de Jandilla tras su estupendo registro el año pasado. La despedida de Padilla abre un interesante duelo entre Castella y Roca Rey, que no se dejarán ganar la partida. Siendo viernes seguramente se cuelgue el lleno de “no hay billetes”.

·         S19 DE MAYO (Alcurrucén) Curro Díaz, Joselito Adame y Juan del Álamo (4)

Otro cartel que no llega al aprobado. Cuidado con la corrida “B” de Alcurrucén, siempre con garantías en Madrid. Se espera corrida fuerte, cinqueña y con interés. Del Álamo se gana esta tarde tras su gran tarde el año pasado. Curro pondrá el toque artista, con mucho partidario en los tendidos. Adame cumple su inmerecida segunda tarde.

·         D20 DE MAYO (El Capea) Diego Ventura y Leonardo Hdez (8)

Uno de los atractivos hoy en día a caballo. Quizá los que mejores sensaciones han dejado en los últimos años en Madrid.

·         L21 DE MAYO (Conde de Mayalde) Pablo Atienza, Toñete y Cadaval (1)

Inaceptable cartel de novilleros. Quizá Pablo Atienza es el único con méritos para estar en él. Que novilleros como Diego Carretero o Ángel Jiménez no estén es imperdonable para la empresa.

·         M22 DE MAYO (El Ventorrillo) Curro Díaz, Morenito de Aranda y David Mora (6)

Cartel que parece haberse repetido en multitud de ocasiones. Buenos capoteros y buenas actuaciones en esta plaza. El Ventorrillo es todo una incógnita.

·         X23 DE MAYO (Victoriano del Rio) MA Perera, Talavante y Roca Rey (9)

Uno de los carteles más fuertes de la feria sin lugar a dudas. Rivalidad asegurada en el ruedo. Apetece ver a Victoriano del Rio, tras otra buena temporada. Llenazo asegurado.

·         J24 DE MAYO (Garcigrande, Victoriano y Alcurrucén) Juli y Ginés Marín (7)

Mano a mano de altura que pudiera haberse revalorizado con un elenco ganadero más diverso. La elección de Julián sigue siendo conformista y lineal. Elección minuciosa de los toros a lidiar. La vida al revés.

·         V25 DE MAYO (Núñez del Cuvillo) J. Bautista, Paco Ureña y López Simón  (4)

Innecesario es la palabra. Cartel de empresa, ganadería cómoda y dinero fácil. Ni pies ni cabeza. Ureña como único aliciente.

·         S26 DE MAYO (Fuente Ymbro) Marcos, Alejandro Gardel y Fco de Manuel  (7)

A mi parecer, la novillada más interesante de la feria. Sin entender muy bien la entrada de Marcos en San Isidro, me quedo con el duelo entre Gardel y Francisco de Manuel. Pueden gustar mucho en Madrid. Más que merecida la novillada de Fuente Ymbro tras el espectáculo del año pasado. Carretero debiera abrir cartel.

·         D27 DE MAYO (Dolores Aguirre) Rubén Pinar, Venegas y Gómez del Pilar  (5)

Interesante y merecido. Venegas y Del Pilar han causado sensaciones muy positivas en Madrid. Pinar no acaba de convencer, pero ha conseguido poso y madurez en las corridas duras. Dolores Aguirre siempre deja momentos muy intensos y emocionantes. Apetece.

·         L28 DE MAYO (Partido de Resina) Javier Castaño, Ricardo Torres y Duffau  (3)

El atractivo por ver la vuelta de los “pabloromero” en Madrid no quita el cartel tan flojo que consigo lleva. No se entienden los puestos de Torres o Duffau. Ese día se va a ver a los toros más guapos del campo bravo. Ojalá y salga bien la apuesta.

·         M29 DE MAYO (Torrehandilla) Daniel Luque, David Galván y Álvaro Lorenzo  (6)

Novedad ganadera con Torrehandilla, con alguna que otra duda y una preciosa corrida de toros, al parecer. El cartel no me disgusta. Luque dio buenas sensaciones en octubre. Galván es un pedazo de torero. Y a Lorenzo se le espera. Puede ser uno de los carteles tapados.

·         X30 DE MAYO (Garcigrande) Enrique Ponce, Sebastián Castella y Colombo ©  (8)

Otro buen cartel. Una pena que Ponce, en gran momento, decida venir una sola tarde a Madrid. Categoría en la tarde con dos figuras y la confirmación del líder novilleril en 2017. Llenazo y ambiente de buena tarde.

·         J31 DE MAYO (El Pilar) Bautista, Bolivar, Álamo, Galdós, Luis David y Colombo  (3)

No acabo de entenderlo. Me gusta la idea y el por qué de la corrida de “Las Naciones” pero considero que el nivel de los actuantes debiera ser superior. Salvo Galdós, es la segunda tarde de todos en el ciclo. Demasiado.

·         V1 DE JUNIO (Victoriano del Rio) Sebastián Castella, Manzanares y Cayetano  (8)

Más que obvio el buen trato a Castella en esta feria. Tres tardes de categoría. Manzanares sigue sin salirse de la raya y Cayetano cerrará otro cartel de llenazo y claveles en la capital. Todo sigue igual.

·         S2 DE JUNIO (San Mateo) PH de Mendoza, Sergio Galán y Lea Vicens  (6)

Nula apuesta de Mendoza tras el órdago de Ventura. El navarro sigue negando el duelo con Ventura en lo que hubiera sido uno de los atractivos de la feria. El cartel, uno más.

·         D3 DE JUNIO (Miura) Rafaelillo, Pepe Moral y Román  (9)

Uno de mis carteles para este San Isidro. A pesar de la nula campaña de Miura en 2017, el cartel tiene un atractivo especial. Distinto, innovador y con tres toreros que pueden decir mucho en esta tarde. Ojalá haya suerte. A destacar el gesto de Román, de los pocos que apuestan en el ciclo

·         L4 DE JUNIO (Saltillo) Octavio Chacón, Esaú Fdez y Sebastián Ritter  (2)

Posiblemente el cartel más flojo de la feria. Sánchez Vara debió tener un hueco en esta corrida tras su heroica lidia en 2016. En cambio, tenemos a Esaú y Ritter, para nada conocidos en el mundo taurino por sus conocimientos de lidia y brega a toros con dificultades como estos de Saltillo. Chacón puede dar la sorpresa.

·         M5 DE JUNIO (José Escolar) Rafaelillo, Fernando Robleño y Bolivar  (7)

De notable. Vuelta de José Escolar a Madrid, con un cartel muy atractivo para el aficionado, no tanto para el público general. Espero una corrida encastada y con motor. Buenos lidiadores. Me gusta.

·         X6 DE JUNIO. BENEFICENCIA (Alcurrucén) Ferrera, Perera y Ginés Marín  (8)

Más que merecida Beneficencia para los tres actuantes. También para Alcurrucén. Se echa en falta la tercera tarde de todos ellos en una corrida distinta y dura. En especial para Ferrera, fiel a este tipo de acontecimientos.

·         J7 DE JUNIO. (Rehuelga / Pallarés) I.Vicente, Javier Cortés y Javier Jiménez  (7)

Interesante la vuelta de Rehuelga, esta vez acompañada de Pallarés, para un cartel de buen corte. Sigo insistiendo en la comparecencia de Javier Cortés. Cuidado con él.

·         V8 DE JUNIO. (Adolfo Martín ) El Cid, Pepe Moral y Ángel Sánchez (a)  (8)

Otra de las apuestas de la feria. El joven Ángel Sánchez tomando alternativa ni más ni menos que con Adolfo Martín, y por decisión propia. Esperamos que retome fuerzas Adolfo tras los últimos años. Curioso también las tres tardes del Cid (Victorino, Adolfo y La Quinta) en Madrid. Se echa de menos a Urdiales.

·         S9 DE JUNIO. (Los Espartales) Diego Ventura y Andy Cartagena  (7)

Otro mano a mano de altura para rejones. Ventura sale ganando en ese tira y afloja con Plaza1. Finalmente tendrá su encerrona en otoño y dos mano a mano en San Isidro. Casi nada!

·         D10 DE JUNIO. PRENSA (Victorino Martín) Manuel Escribano, Paco Ureña y Emilio de Justo  (8)

Un cierre por todo lo alto como homenaje al mejor ganadero de la historia. Y una terna que pide a gritos una corrida seria y encastada. Destaca la repetición de Ureña, que no se baja del carro, y la inclusión de Emilio de Justo, triunfador en Francia con esta ganadería. Ocasión perfecta para que una figura la hubiera pedido.



En conclusión, una apetecible feria de San Isidro que sigue pareciendo larga y tediosa para un abonado que debe acudir durante 34 tardes a una plaza de toros, algo realmente inviable. Eso conlleva el aumento de carteles medios y la puntualización de tardes con lleno asegurado sobre el papel.
A favor cabe destacar el buen elenco ganadero que este año tendremos durante la feria.

Puntuación por debajo del año pasado, que se ve reflejada también en la menor apuesta de toreros como Talavante (dos tardes menos), Juli (una menos), Morante o Urdiales, diestros que tiran sin lugar a dudas del abonado.

Puntuación media Carteles 2016: 5,58
Puntuación media Carteles 2017: 6,50
Puntuación media Carteles 2018: 5,77


·         Cuadro de ausencias y reclamaciones:

      * Ganaderías:
-       Sobran: Las Ramblas, Juan Pedro, El Pilar, ganaderías del mano a mano…
-       Faltan: Torrestrella, Palha, Los Maños…
      * Toreros:
-       Sobran: Una tarde (Los Adame, Bautista, Luque, Mora, Simón, Fortes o El Cid), también Esaú, Ricardo Torres o Finito de Córdoba.
-       Faltan: José Tomás, Morante de la puebla, Diego Urdiales, Juan Mora, Eugenio de Mora o Sánchez Vara entre otros.

Nota: Ganaderías y Toreros que bien por decisión propia o por decisión del empresario quedan fuera de Madrid.


 ¡¡ DÉJANOS TU COMENTARIO Y PUNTUACIÓN DE LA FERIA!!